Inestabilidad y nuevos costos

Por Carlos Gaziglia

Desde mediados de mayo, cuando comenzaron a registrarse cotizaciones con fuertes descensos en los valores corrientes de la soja y sus futuros, el campo confirmó un ciclo de noticias malas, más allá de una demanda global en tendencia positiva pero claramente con mucha menos estridencia en precios.

La baja en la cotización del cultivo estrella, sumado a una mayor escasez de financiamiento respecto de campañas pasadas y los problemas climáticos que en varias regiones postergaron los planes de siembra por excesos de lluvia, completaron un diagnóstico que preocupa al sector, principal fuente real de ingreso de dólares. Trigo, maíz, ganadería, carnes y economías regionales, bajo lo lupa de cualquier analista, son escenarios difíciles de desgranar.

El productor, que es actor principal en esta película, además pelea por fondearse, en un momento donde los bancos tienen una menor disponibilidad de dinero, o una cara disponibilidad del mismo. El recital de malos augurios se completa con una expectativa inflacionaria y cambiaria que justifican los temores de los hombres del campo.

En los buenos tiempos, todo suele ser más sencillo. Los productos crecen, se venden, los resultados son excelentes, los bancos prestan todo el dinero necesario, etc. En los malos tiempos, es imprescindible cambiar los modelos de gestión, analizar los costos en busca de rentabilidad. Como en todo momento crítico, no se puede seguir haciendo lo mismo, se debe cambiar el enfoque y adaptarse al nuevo panorama.

El escenario tiene números contundentes: sólo la provincia de Buenos Aires acumula en lo que va del año una caída promedio del entre el 20% y el 30% en las ventas de insumos para el agro, en comparación a igual período de 2013, según la Cámara Empresaria de Distribuidores de Agroquímicos, Semillas y Afines Bonaerense. El informe sostiene que en algunas regiones de la provincia, sólo se concretó el 50% de las compras que había en igual ciclo de 2013.

A esta altura, es difícil de explicar dónde están los buenos anuncios. Sin embargo, y a pesar de cierta resistencia de los empresarios agropecuarios, es tiempo de pensar cómo se estructura la hoy famosa “cadena de valor” de la producción agraria. Si dijéramos que sólo en lo que respecta a insumos, y analizando la industria de productos bio-tecnológicos, se registran diferencias de precios que pueden superar el 50%, podríamos entender que hay aún espacio para defender la rentabilidad. Sin embargo observamos cierta reticencia, ya que los modelos de marketing empujan a creer que un alto precio, y una buena exposición publicitaria pueden más que ensayos y realidades que comprueban “en suelo” las bondades de productos no tan “inflados”.

Cuando se acaban los buenos tiempos, las empresas, como los compradores, deben adaptar las actitudes y los modelos de gestión a nuevas situaciones.

Las empresas con estructuras dinámicas, modernas y adaptables, pueden ser más flexibles que aquellas que tienen complejos procesos de gestión, producción y administración. Esto se traduce en costos, esto es en el precio final del producto. Por eso como consumidores observamos que en algunos casos deben resignar calidad, modificar productos, packaging, o hasta inventar segundas marcas para sostener sus realidades. El campo, tiene el desafío de volver a romper cierta resistencia al cambio, retomar el empuje que lo ha convertido en uno de los sectores más dinámicos y modernos de la economía, y empezar a analizar productos y gestiones que lo lleven, en tiempos de malas noticias, a defender la rentabilidad, aún cuando todo parezca negativo.

El autor es director general de Nitrasoil.

Ambito Financiero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s