Márgenes agropecuarios: El sudeste con problemas de piso

El cuadro que acompaña la nota muestra la proyección de resultados para la zona Sudeste de Buenos Aires sobre la base de los precios estimados a cosecha 2015 para trigo y granos gruesos. Se presentan las cifras para los cultivos realizados por administración en campo propio y bajo la forma de arrendamiento en campos de terceros. Continúan en baja los precios a cosecha de todos los granos en Chicago, seguidos por la plaza local. La ocurrencia de algunas lluvias en EE.UU. que frenaron la cosecha parcialmente hizo que frenara la caída en soja y maíz. El problema más grave para la agricultura local pasa por los precios, que están por el piso.

Márgenes agropecuarios: El sudeste con problemas de piso

 

El cuadro adjunto muestra la proyección de resultados para la zona Sudeste de Buenos Aires sobre la base de los precios estimados a cosecha 2015 para trigo y granos gruesos. Se presentan las cifras para los cultivos realizados por administración en campo propio y bajo la forma de arrendamiento en campos de terceros.

Continúan en baja los precios a cosecha de todos los granos en Chicago, seguidos por la plaza local. La ocurrencia de algunas lluvias en EE.UU. que frenaron la cosecha parcialmente hizo que frenara la caída en soja y maíz.

El problema más grave para la agricultura local pasa por los precios, que están por el piso.

Para la zona Sudeste de Buenos Aires, además de la debilidad en el piso de precios, concurre otro problema, que es la pérdida de parte de la superficie de trigo y cebada por exceso de lluvias acumuladas, y la consecuente falta de piso para realizar trabajos que requieren el tránsito de la maquinaria. Al cierre de esta nota se habían registrado precipitaciones de 40 a 50 mm, que complicaron más el panorama. La zona más afectada es la franja costera que abarca a grandes rasgos las localidades de Miramar, Pieres, Necochea, Energía y San Francisco de Bellocq que recibió además del exceso de lluvias, todo el escurrimiento hídrico del interior de la Provincia.

La falta de piso impide completar la fertilización con urea del trigo y la cebada, e impide avanzar con la aplicación de fungicidas para combatir enfermedades que están apareciendo. Ya se inició la siembra de algunos lotes de girasol, que ahora está interrumpida. También viene con retraso la aplicación de herbicidas para el control de malezas en los barbechos químicos que van a soja y maíz.

Tal como se muestra en el cuadro, para siembras por administración en campo propio, las proyecciones son de quebranto al que sólo escapan el girasol y la soja en el rango alto de rindes. Los rindes de indiferencia que se requieren para cubrir la totalidad de los costos (directos y de estructura) son de 47 qq/ha en trigo y de 26 qq/ha en soja de 1ª. En maíz se necesitan 77 qq/ha de rinde, y en girasol se requieren 23 qq/ha.

En campo arrendado, el panorama es mucho peor, ya que ningún cultivo escapa al quebranto. Los rindes de indiferencia son de 51 qq/ha en trigo, de 31 qq/ha en soja de 1ª, 89 qq/ha en maíz, y 27 qq/ha en girasol.

El panorama es pésimo para el agro. En la zona caerá de forma importante el área de maíz y aumentará la de girasol y la de soja. Sólo un clima perfecto en los granos gruesos puede ayudar a que los rindes sean más altos y se moderen los quebrantos. Pero hace falta precio. En un contexto de precios internacionales bajos como el actual se pone en evidencia el tremendo efecto recesivo de las retenciones. Sólo su eliminación en trigo y maíz podría mejorar parcialmente las proyecciones.

FUENTE: Ambito Financiero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s