Alícuota para venta de participaciones societarias

Como es sabido, la Ley 26.893 estableció importantes cambios en la Ley del Impuesto a las Ganancias (en adelante, LIG), con relación a los hechos imponibles y a la forma de determinación del impuesto.

Entre los cambios más importantes se encuentra la modificación del art. 2 inc. C) LIG, que consiste en la gravabilidad de la utilidad obtenida por la venta de bienes muebles amortizables, acciones, cuotas y participaciones sociales, títulos, bonos y demás valores (en honor a la brevedad, sólo nos referiremos a acciones en lo sucesivo), por parte de personas físicas y sucesiones indivisas. En efecto, la norma mencionada estableció que dichas operaciones comenzarían a partir del 23 de septiembre de 2013 a considerarse gravadas para personas físicas y sucesiones indivisas.

Recordemos que sobre la base de la denominada teoría del balance, la renta por disposición de acciones ya se encontraba gravada con anterioridad para sujetos comprendidos en el art. 49 de la LIG, para los cuales no hubo cambios.

El objeto de la presente colaboración es evaluar cuál es la alícuota aplicable a las operaciones de compraventa de participaciones accionarias extranjeras, llevadas a cabo por personas físicas o sucesiones indivisas, residentes en el país.

Entendemos que existen a la fecha varias cuestiones no resueltas por las nuevas normas, como lo son la medición de la utilidad, alcance de la exención, definición de fuente extranjera con relación a operaciones con este tipo de activos, etc., pero éstas no serán objeto de análisis en el presente trabajo.

Tasa aplicable

El art. 90 de la LIG plantea lo siguiente: Las personas de existencia visible y las sucesiones indivisas -mientras no exista declaratoria de herederos o testamento declarado válido que cumpla la misma finalidad- abonarán sobre las ganancias netas sujetas a impuesto las sumas que resulten de acuerdo con la siguiente escala. Mediante esta expresión, establece quiénes son los sujetos que deben tributar mediante la tasa progresiva establecida por el artículo.

Hasta aquí queda claro que la escala del mencionado artículo resulta de aplicación para personas físicas y sucesiones indivisas; a continuación de ésta, la norma expresa lo siguiente: Cuando la determinación de la ganancia neta de los sujetos comprendidos en este artículo incluya resultados provenientes de operaciones de compraventa, cambio, permuta o disposición de acciones, cuotas y participaciones sociales, títulos, bonos y demás valores, los mismos quedarán alcanzados por el impuesto a la alícuota del quince por ciento (15%).

Hasta aquí no quedan dudas del tratamiento de este tipo de renta, pero en cuanto respecta a renta de fuente extranjera, nos encontramos con el art. 167 de la LIG, el cual establece lo siguiente:
El impuesto atribuible a la ganancia neta de fuente extranjera se establecerá en la forma dispuesta en este artículo.

a) Las personas físicas y sucesiones indivisas residentes en el país determinarán el gravamen correspondiente a su ganancia neta sujeta a impuesto de fuente argentina y el que corresponda al importe que resulte de sumar a la misma la ganancia neta de fuente extranjera, aplicando la escala contenida en el art. 90. La diferencia que surja de restar el primero del segundo, será el impuesto atribuible a las ganancias de fuente extranjera.

En este inciso, establece la forma en que deberá calcularse el impuesto para sujetos residentes, que obtengan ganancias de fuente local y foránea, a efectos de determinar el monto máximo a computar como impuesto análogo pagado en el exterior. Es decir que el artículo 167 no establece cuál es la tasa aplicable del impuesto, sino sólo la forma de computar el denominadotaxcredit como consecuencia de impuestos que ya hayan gravado la renta de fuente extranjera. Ergo, el artículo que establece la cuantía de la obligación tributaria para personas físicas y sucesiones indivisas es, cualquiera sea su fuente, el artículo 90 LIG.

Luego de la modificación de la Ley 26.893, se agrega un párrafo al mencionado artículo 90, mediante el cual se crea la alícuota del 15% para operaciones que involucren participaciones societarias y activos similares, etc.

La modificación legal no distingue entre renta de fuente argentina y fuente extranjera, como sí lo hace en relación con los beneficiarios de ésta estableciendo un tratamiento diferente para sujetos residentes en el exterior.

Dado lo expuesto, nos ha sorprendido una respuesta encontrada en el ABC consultas de AFIP, surgida seguramente de la imposibilidad de cargar en el aplicativo de determinación del Impuesto a las Ganancias 2013, una renta proveniente de venta de acciones de fuente extranjera aplicando la tasa del 15%.

En la respuesta ID 18489379, del 05/06/14, el fisco opina lo siguiente: el caso planteado encuadra en el inciso a) del art. 167 de la Ley del Impuesto a las Ganancias, texto ordenado en 1997 y sus modificaciones, el cual establece que el impuesto atribuible a la ganancia neta de fuente extranjera se determinará aplicando la escala contenida en el artículo 90 de dicha ley.

En esta respuesta, el fisco deja translucir cuál es su postura con relación a los resultados obtenidos por personas físicas o sucesiones indivisas residentes en el país, concernientes a la venta de títulos o acciones en el exterior, y sin duda hace sonar señales de alarma para los beneficiarios de éstas que a duras penas lograron aceptar una reducción de su utilidad en un 15%.

Juan Peña plantea lo siguiente: El artículo 167 de la ley sólo pretende establecer el sistema para determinar el monto del impuesto atribuible a las rentas de fuente extranjera y, en todo caso, sirve para ratificar que el tributo se calcula, tanto para las rentas de fuente argentina como para las de fuente extranjera, por aplicación del mismo sistema, la escala del artículo 90 (1).

Por otro lado, coincidimos con distinguida doctrina(2) que con relación a la entidad errónea que se le otorga al art. 167 plantea que en esa lógica …la alícuota cedular del 15% introducida por la reforma no se aplicaría siquiera a las ganancias de fuente argentina. Tal ilógica conclusión demuestra que es falsa la premisa en la que se basó la construcción (es decir, es falso que se aplique la escala de art. 90 a la totalidad de las ganancias).

Claro está que no coincidimos con el fisco, y entendemos que quien ha opinado ha confundido el alcance del artículo 167 cuya distinta finalidad ya comentáramos, siendo el art. 90 el cual regula las tasas aplicables en el impuesto sin distinguir según la fuente de la renta. Se aplica al caso el principio Ubilex non distinguit, nec nos distingueredebemus, donde la ley no distingue nosotros no debemos distinguir.

Es decir que si el legislador estableció un único artículo donde se establecen las tasas por las cuales se grava la renta de la persona física, que comprende la renta de fuente argentina como la extranjera, no se puede interpretar discrecionalmente el cercenamiento de la aplicabilidad de dicha norma si no ha sido específicamente establecido por ley. Más aún cuando se confunde la motivación de la existencia del inciso a) del art. 167, desnaturalizando su alcance mediante la exageración de pretender dotar a éste de un poder del que carece, cuando su único objeto es el de cuantificar la porción del impuesto atribuible a la renta de fuente extranjera.

En conclusión, y a la luz de lo expuesto, no resultaría correcto ni válido el criterio tomado por el fisco, debiendo a la brevedad rever el pronunciamiento y proceder a la modificación del aplicativo, ya que cargar una renta de fuente extranjera como local genera varios inconvenientes dentro de la determinación consignada en el programa provisto por AFIP, que de no ser advertidos pueden llevar al contribuyente a errores involuntarios dado el diferente tratamiento fiscal de ambas fuentes.

1) La imposición a la renta corporativa y la reciente modificación del tratamiento de las ganancias por venta de acciones, Peña Juan C., Revista Impuestos La Ley, Práctica Profesional 2014-226, 20.

2) Ganancias por venta de acciones de fuente extranjera: la (Polémica) Tasa de impuesto aplicable a las personas físicas, Lorenzo, Armando y Cavalli Cesar M., Consultor Tributario, Septiembre 2014, Ed. Errepar.

Escribe: Mario Ghirardotti

Fuente: ambito.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s