Blanqueo – Las 8 alternativas menos costosas

El blanqueo fijó diferentes alícuotas y alternativas de pago del Impuesto Especial.

La Ley de Sinceramiento Fiscal estableció que para los contribuyentes que exterioricen un monto inferior a $305.000 el blanqueo no tendrá costo, mientras que tributarán 5% cuando lo declarado se encuentre dentro del rango de entre $305.000 y $800.000.

En tanto, quienes superen ese límite deberán pagar 10% sobre el monto que no incluya inmuebles -para los que la alícuota es del 5%- si deciden ingresar antes del 31 de diciembre próximo y 15% si postergan su decisión al 31 de marzo de 2017.

Los expertos consultados por Infobae diferenciaron un punto muy importante, que tiene que ver con la situación particular de cada contribuyente o empresa para evaluar la estrategia financiera más conveniente.

Para evaluar las distintas opciones los especialistas recomiendan calcular el Valor Presente Neto (VPN) de las distintas alternativas, esto es la diferencia del valor actual de la inversión del impuesto determinado menos el valor actual de la recuperación de fondos, de acuerdo con diferentes escenarios de proyección a futuro.

Entre las opciones para pagar el impuesto destacan:

1. La opción menos costosa: es el pago en efectivo del 10% del monto a exteriorizar antes del 31 de diciembre próximo. Si se hace después de esa fecha sube a 15%.

Lo único que favorecería a los que paguen después de diciembre sería una devaluación, porque el Impuesto Especial se liquida en pesos al tipo de cambio preestablecido del Banco Nación al 22 de julio último. “El pago en efectivo permite liberar directamente los fondos a blanquear en el momento que se efectiviza.

En este caso no se asume riesgo financiero alguno, como ocurre con los pagos del impuesto con bonos emitidos por el gobierno nacional”, opinan el tributarista Iván Sasovski del Estudio Sasovski y Asociados y el CEO de Carta Financiera, Miguel Boggiano.

2. Suscripción del BONAR 2023. Es para evitar el pago del impuesto en efectivo. Ofrece el atractivo que permite exteriorizar tres veces el monto suscripto, y además ofrece una tasa del 1% anual a partir del quinto año de maduración.

El economista Daniel Marx se manifestó a favor de esta propuesta, aunque también recomienda invertir en otras opciones de bonos locales. En este caso la quita se podría reducir a 8,5% a valor presente neto (VPN). Hay que tener en cuenta que la compra de este título exige mantenerlo inmovilizado, esto es que no se puede negociar en los primeros cuatro años.

3. Compra de cuotas partes en un Fondo Común de Inversión (FCI) que se crearán “ad hoc”. Su rendimiento dependerá del fondo en que se elija y de la tasa de descuento que se le aplique. Esta opción rige hasta el 31 de marzo de 2017. “El problema es que se debe inmovilizar la inversión por 5 años sin tener un horizonte claro del futuro económico y con un gobierno que no se sabe si estará”, observa Miguel Boggiano.

4. Inversión en bonos preexistentes. Una alternativa es comprar Bonar X y el Global 2017, los cuales se tomarán a su valor nominal.

5. La opción mas riesgosa. Comprar Letras del Banco Central de la República Argentina a 120 días de plazo, que otorga un rendimiento de aproximadamente 10% en pesos en ese período.

“El ingreso de dólares motivado por el blanqueo generará presiones a la apreciación del tipo de cambio, que muy probablemente contrarresten las presiones depreciatorias producto de la inflación, por lo que el riesgo de estar descubierto en ese cuatrimestre no sería muy alto”, opinó Alejandro Bianchi del Inversor On Line.

También se podría adquirir Lebac a 252 días aprovechando las tasas en pesos actuales y con las chances de que el ajuste de tasas sea más pronunciado en los próximos meses.

6. Invertir en Discount (DICA o DICY), que con un tasa de rendimiento de 6,7% anual posibilitaría repagar el costo del blanqueo en 18 meses. Si una persona decide ingresar al blanqueo pagando el 10% de impuesto, esto es, antes del 31 de diciembre próximo, entonces se podría comprar un bono DICA y en 1 año y 7 meses, a través de la Tasa Interna de Retorno del 6,82% que ofrece actualmente, recuperar el monto pagado en concepto de impuesto, manifestó Bianchi.

7. Inversores con apetito de riesgo intermedio. Para este caso los analistas recomiendan comprar Bonar 24, emitido por el gobierno nacional. Es un papel muy líquido, rinde aproximadamente 5,6% anual en dólares, con una duración de 4,2 años. A pesar de que su nombre hace referencia al vencimiento final, amortiza en cuotas anuales a partir de noviembre 2019, lo que reduce su vida promedio.

8. La opción más costosa. La mayoría de los especialistas recomiendan no invertir en el nuevo BONAR 2019, un bono a tres años, con tasa del 0% y de los que el Gobierno emitirá inicialmente u$s3.000 millones, porque la quita que se estima que se debe asumir es muy grande. Además de un período de inmovilización del bono de 3 años.

Según los analistas, suscribir este bono a tres años incrementaría el costo del blanqueo a un 18,5%, aproximadamente.

Paula Premrou, CEO de Porfolio Personal, opinó que “para minimizar el pago del Impuesto Especial es recomendable armar estrategias que combinen el pago del tributo con la inversión en títulos públicos. “Inmovilizar a tres años un bono emitido por el Gobierno que no devenga tasa de interés y cuyo futuro está atado a la reducción del déficit fiscal en los próximos 3 años, no luce atractivo”, opinó el economista Daniel Marx.

Fuente: IProfesional

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s